Fernanda Kanno: de periodista a primera peruana en el Dakar

Fernanda Kanno (34) llama con cariño la ‘Cero’ a su 4×4 de competencia. Es la expresión que usa para describir un vehículo que compró el año pasado en un remate, en un estado cercano a la chatarra, pero que fue ‘el punto cero’, la línea de partida para empezar a cumplir los sueños de velocidad que la llamaban de niña. Con paciencia, la vieja Toyota Land Cruiser de los 90, que alguna vez fue un patrullero, empezó a adquirir forma competitiva gracias a su equipo, integrado por el jefe Alonso Carrillo, el experimentado piloto Alberto Silva y la gente de Rent2Race. Tras la respectiva ‘pimpeada’, que implicó retirarle unos 600 kilos de peso y otras modificaciones –como dos tanques que le dan hasta 800 km de autonomía–, la ‘caña’ quedó lista y este sábado llevará a la periodista en su reto de ser la primera mujer peruana que compita en el Dakar, la carrera más difícil del mundo.

 


La simbología del cero también puede adscribirse a ella, hasta hace un año una neófita completa en el asunto de las carreras de autos. Ella ha bautizado al proyecto que la llevará de Lima a Córdoba (Argentina), atravesando desiertos, valles y montañas, “Del 0 al Dakar”, una forma de entender cómo una persona sin ninguna experiencia, como ella, en menos de un año puede participar en una competencia mundial de esa talla, si se lo propone. Su meta tiene, además, un componente de género que no se puede soslayar: hay poquísimas conductoras en esta carrera. Son 14 en total, mientras que el número de hombres sobrepasa las tres centenas. Cumplir con el objetivo representó para Kanno muchos sacrificios; el mayor de ellos, dejar en pausa su carrera en el periodismo televisivo, en donde ha trabajado por más de una década. Cuenta que es una partida momentánea, solo porque tenía asuntos pendientes por resolver y viejas promesas que cumplir. Una promesa de esas se la hizo a su papá.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *